Películas Biodegradables

 

Normalmente el plástico toma treinta años en degradarse en partículas pequeñas de plástico que no regresan al medio ambiente. A través del uso de un aditivo de tecnología TDPA® durante el proceso de extrusión del polietileno, sea este de alta o baja densidad.

Flexiplast S.A. está en capacidad de procesar películas totalmente biodegradables, utilizables en diversidad de aplicaciones que van desde bolsas camiseta de uso comercial para grandes cadenas de almacenes, hasta bolsas de basura, bolsas para uso en almácigos de viveros o cualquier tipo de empaque de polietileno que empresas con políticas de protección ambiental quieran usar en el envasado de sus productos.

Durante el proceso de OXO-BIODEGRADACION, en una primera etapa el plástico, por acción del oxígeno, se degrada y convierte en fragmentos pequeños que absorben agua.

En la segunda etapa, las moléculas degradadas son tan pequeñas que permiten que los microorganismos ingieran los productos degradados y produzcan dióxido de carbono, agua y biomasa; retornando de esta manera el plástico al medio ambiente como productos orgánicos.