Historia

Flexiplast S.A. inicia sus operaciones en 1994, con una nave de 1,000 m2 en el Parque Industrial de Cuenca, Ecuador. En sus inicios, la empresa contaba con 25 empleados, producía alrededor de 30 toneladas métricas por mes y se enfocaba en la fabricación de bolsas camiseta, bolsas en rollo y bolsas de basura. Su maquinaria consistía en 2 extrusoras monocapa, 1 impresora a 4 colores y 4 convertidoras.

En base a la calidad de sus productos y la demanda insatisfecha existente a nivel nacional, en el año 1997 se toma la decisión de trasladar la planta y en enero 1998 entra en funcionamiento la nueva planta ubicada en el sector Marianitas de Calderón en el Distrito Metropolitano de Quito. Sobre un terreno de 25,000 m2 se construye una nave de 4,000 m2.

En la nueva planta se instala toda la maquinaria traída de Cuenca y se adquiere una coextrusora de 3 capas, una impresora de tambor central a 6 colores, una laminadora sin solventes y varias convertidoras adicionales. Con esta maquinaria y el desarrollo del departamento de preprensa para procesamiento de cyreles “in-house” se amplia notablemente el portafolio de productos y se incursiona con éxito en mercados más exigentes de empaques flexibles.

Con el fin mantener la infraestructura de producción siempre actualizada, se implementa una fuerte política de reinversión que año a año permite ampliar la capacidad de producción y seguir los avances tecnológicos en la industria.

Actualmente la capacidad mensual de producción sobrepasa las 1,000TM en empaques plásticos y 350TM en empaques termoformado de poliestireno expandido. En un área de 11,700m2 de naves industriales y con más de 400 colaboradores directos se fabrican productos para aplicaciones de empaques, bolsas, materiales de alta barrera, películas termoencogibles y stretchfilm, láminas para invernadero y uso agrícola, productos descartables de poliestireno expandido e inyección de accesorios como válvulas dosificadoras.